23 julio 2009

Embrujada en Mérida


Como sucede tantas veces, una cosa llevó a la otra.

Tras visitar un día Recorriendo vida, el blog de Migrante, quedé prendada de unas fotos hechas en Mérida y me pareció un sitio digno de conocer. Esto se unió a que disponía de unos días para hacer una escapada, y esto a una asignatura pendiente: nunca, en mi vida, había ido al teatro.

De pronto la luz se encendió. Echando mano de Google, cómo si no, me dispuse a recabar información sobre el festival de teatro de Mérida y casi sin darme cuenta había comprado entradas para ver el estreno de “El Evangelio de San Juan” la última producción de Rafael Álvarez “El brujo”.

Cinco días me he tirado, es un decir porque no paré de andar, por tierras extremeñas. Cáceres, Trujillo, Badajoz (poco que ver en Badajoz, la verdad) Zafra y… Mérida, con el Guadiana atravesado por un interminable puente romano de setecientos noventa metros de longitud; el circo, donde costaba no imaginarse las carreras de cuadrigas y los espectadores, cabían treinta mil, aclamando a sus ídolos; los acueductos; el anfiteatro, cuya arena salpicó tantas veces la sangre y el sudor de gladiadores y fieras; el espectacular teatro; el museo nacional de arte romano, obra de Rafael Moneo; Sus parques de sombra, con terracitas donde refrescarte con esas cañas frías que escarchan el vaso… que no todo va a ser piedra ilustre, mire usted.

Y a lo largo, y ancho de Extremadura encinas, viñas, cigüeñas.

Para la noche del último día… lo mejor. La pérdida de mi virginidad teatral con “El brujo”, en pleno centro del graderío del teatro romano, cavea alta central localidad número cinco.
Sonido magnífico, iluminación de ensueño, entorno de viaje en el tiempo. La obra genial: divertida, interesante, inteligente e inteligible. El actor, único y por tanto principal, acompañado de cuatro músicos para crear ambiente, buenísimo.

En serio, no me importaría repetir.

12 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Extremadura forever!!!

Necronomicón.net dijo...

Lugar de descanso para recompensar a los soldados veteranos de las legiones V Alaudae y X Gemina, que lucharon contra los cántabros.

Neurotransmisores dijo...

Al ver estos monumentos del pasado siempre nos imaginamos lo leído en los libros.

Saludos.

Valentina. dijo...

SUPERSALVAJUAN
Jajaj
Lo he pasado bien, la verdad.

Salud y sombra.

NECRONOMICÓN
Cierto Vive Dios!!

Fundada por el Emperador Augusto para retiro de los eméritos, que eran soldados jubilados con honor, y me imagino que con un montón de cuartos o moneda de la época.

De ahí su nombre.

Ave Necronomicón!!

NEUROTRANSMISORES
Pues yo veía gente con túnicas andando por las increiblemente bien conservadas calzadas y puentes romanos. Y eso sin tomarme nada de nada :)

Saludos.

Eloi BLQ dijo...

yo estuve en Mérida muy de pequeño, con mis padres, así que no me acuerdo mucho de aquella ciudad. Me has dado ganas de ir para visitar esta ciudad que fue tan importante durante el Imperio Romano y que, desde mi punto de vista foráneo, parece ser la más contemporánea y alternativa de Extremadura. Es una lástima que me quede tan lejos.

saludos

Necronomicón.net dijo...

ironic>Valentina, que soy cántabro, de “ave” nada, si acaso “aupa Korokota”/ironic>

migrante dijo...

Veo que lo de darte ganas de ir fue muy en serio!!!, pues me alegra que lo hayas disfrutado y más con ese espectáculo en el teatro.
A mi me paso lo mismo de no importarme repetir, así que, de regreso de unas pequeñas vacaciones este finde pasé nuevamente por ahí. Fueron solo unas horas, pero volver a caminar entre tanta historia es mágico.
Bso.

yoyoyo dijo...

buen sitio para perderse una semanita, claro que sí. Ahora calor, mucha caló ¿no? besos

Felipe dijo...

Ahh...Yo no estuve en Mérida, pero conocí Sevilla, Cádiz, Huelva, Jerez de la Frontera, Puerto Santa María (?) y barios más. Todos muy lindos. Tu país es, como decimos acá, bacán. Que vendría a ser lo mismo que genial en términos internacionales.

Pues yo no voy al teatro hace tiempo. Quisiera ver el musical de Billy Elliot, pero está en Brodway La película es sencillamente extraordinaria, por cierto.

Un abrazo.

Insanus dijo...

Me habría encantado ver esa obra. Tampoco he ido nunca al teatro y ese festival al aire libre y sobre un viejo anfiteatro lo vi en la tele y me pareció la bomba.

Además El Brujo es un puntazo. Yo soy fan desde Juncal, :).

jordim dijo...

quér bonita Merida..

J dijo...

Que te desvirgue El Brujo teatralmente hablando debe ser una pasada. Muy buen estreno, sí señor. Un saludo.